Preocupados por los altos índices de desnutrición que afecta a casi 2 millones de Hondureños, de los cuales el gran porcentaje son niños y niñas menores de 5 años, diversas organizaciones se han unido para crear en Honduras el primer Banco de Alimentos en el país.

El Banco de Alimentos de Honduras, cuyos fundadores han sido la fundación de la agroindustria azucarera, FUNAZUCAR, la red de establecimientos WALMART, la entidad financiera Banco Atlántida y la productora de productos lácteos LACTHOSA-SULA y que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Estado en los Despachos de Agricultura y Ganadería, la organización SOLIDARIDAD y el reconocido bufete de abogados CENTRAL LAW de Honduras, es una organización sin fin de lucro que tiene como finalidad primordial la captación y distribución de alimentos a comunidades en extrema pobreza en Honduras.


El Banco de Alimentos de Honduras prioriza los esfuerzos hacia el desarrollo de madres embarazadas, lactantes, niños y niñas menores de tres años.


La operatividad del Banco de Alimentos de Honduras se centra en solicitar la donación de alimentos perecederos y no perecederos aptos para el consumo, seleccionarlos y distribuirlos en forma organizada entre organizaciones de ayuda comunitaria que trabajan con comunidades marginadas urbanas y rurales, comedores, hogares de niños y de ancianos y escuelas.

Información Relevante